dilluns, 18 de juliol de 2011

Cosas fáciles

que se hacen difíciles. O no son tan fáciles. O las volvemos difíciles. O nos cansamos antes y se convierten en difíciles. Cosas que deberían estar superadas, pero no lo están. Hasta ponerse unas zapatillas de playa puede convertirse en una tarea digna de titanes si te lo propones...

4 comentaris:

m@ri ha dit...

Es que ese tipo de zapatillas son una mierda! Me compre unas y las utilicé solo una vez! lo mejor es ir descalza...

Anònim ha dit...

Me llaman el Gladiator ....

VeRo ha dit...

Amén y amén!! Cuánta sabiduría hay en tu interior Soniete... :)

lasoniete ha dit...

ya os digo que el niño desistió... no era para menos!
pd. Gracias Vero, me lees con muy buenos ojos :)