diumenge, 24 de juny de 2012

Ser o no ser


Me encanta el desorden. Llegar y dejar las cosas, aquí y allá, sin pensar, al alzar. Luego hay que jugar a encontrarlo todo... cuando no hay prisa no pasa nada. La cama está llena de cosas, ropa y ropa, de ponerte y quitarte antes de salir [ahora no me cabe nada de nada]. Amontonar. Hace ilusión que aparezcan desapariciones cuando menos te lo esperas. Encontrar en los bolsillos: monedas, programas de festivales [PS 2011], gomas de borrar, el palo del chupa-chup, el ticket del peaje, tarjetas de visita, tapones de bolígrafo. Dejar las puertas abiertas sin pretenderlo [cosas que parece que dan rabia]. Tomar apuntes a medias. Hay quien persigue mis zapatos que siempre están fuera de lugar. Me gusta vivir en el caos limitado, limitado porque siempre hay que ponerle fin. Vivir en la confusión te ayuda a no aferrarte demasiado a nada.

5 comentaris:

Anònim ha dit...

sera porque no nos gusta cerrar puertas???? ni ventanas... ni cajones.... ni...

renya

lasoniete ha dit...

será porque nos gusta ver siempre el interior de las cosas...

;)

Anònim ha dit...

jaja supongo que nos podriamos inventar miliones de excusas por no cerrar las !

Mariona Carreras ha dit...

M'encanta aquest text, no saps lo identificada que m'hi sento!!! El podria haver escrit jo! :)

(I la il·lusió que fa trobar diners en roba d'altres estacions? O arracades dins de bolsos que teníes oblidats? :P)

lasoniete ha dit...

arrecades!!!! sisiisis per suposat... m'encanta sentir que el caos regna en les dones del segle XXI

;)