dissabte, 20 de juny de 2009

derribando muros, cazando corchos que salen a la superficie



2o de julio de 1929
"Queridísima Lou,
Con su ya acostumbrada sagacidad habrá adivinado porqué he estado tanto tiempo sin contestarle. Ana ya le comunicó que estaba escribiendo una cosa y hoy he puesto la última frase que, dentro de las posibilidades -sin biblioteca-, acaba el trabajo. Trata de la civilización, sentimiento de culpa, felicidad y otras cosas parecidamente elevadas y me resulta, con razón ciertamente, muy superfluo a diferencia de trabajos anteriores tras los cuales siempre se escondía alguna presión. Pero que debía hacer yo? No me puedo pasar el día fumando y jugando a las cartas, ya no aguanto las largas caminatas y la mayor parte de lo que se puede leer ya no me interesa. He escrito y así el tiempo pasa muy alegremente. Mientras hacía este trabajo he descubierto de nuevo las verdades más triviales"
Sigmund Freud - L. Andreas-Salomé, Briefwechsel. Fischer Verlag: Frankfurt am Main, 1980, pag. 198