dissabte, 19 de gener de 2008

dss

El que más me gusta es el sexto. De los siete es el que menos se come la cabeza; el más tranquilo; el quiere mayor calidad de vida; el que no se conforma con la presión que Barcelona parece ofrecerle cada día, sin tan siquiera tener derecho a poder decidir. Se adapta a las necesidades de cada un@, le puede ir bien salir de viaje o ir al super, quedarse en casa a disfrutar de la terraza o tomarse un vermú en la plaça sant galdric u otra similar. Vive a cámara lenta... no tiene prisa, se espera en el semáforo hasta que se ponga en verde sin apresurarse, y observa al coger la moto que sólo seis vehículos lo rodean, lejos de la cola que esperan del primero al quinto de todos ellos. Es como cambiarse de ciudad... la ciudad que me gustaría vivir a mí de lunes a viernes, porque el sexto es el sábado y el domingo es el día que no debería existir...

1 comentari:

interpreta-sones ha dit...

y además sábado-sabadete... es que lo tiene todo!! yo también me quedo con el sexto, definitivamente.